cuidarse dientes en vacaciones

Ya ha llegado agosto, el mes por excelencia en que disfrutamos de las vacaciones y desconectamos de nuestra rutina diaria con largos paseos por la montaña o en larguísimas jornadas de playa. No obstante, hay alguien que no hace vacaciones …¡las caries! pues debido al calor proliferan los microorganismos en nuestra boca que favorecen la aparición de la temida placa dental y enfermedades como la gingivitis. Te queremos dar unos trucos para que te cuides los dientes en vacaciones.

Para no volver de vuestras vacaciones con alguna que otra caries en la maleta, os proponemos 5 sencillos trucos para no descuidar vuestra salud bucodental en verano.

 

5 sencillos trucos para cuidarse los dientes en vacaciones

  1. Cuando hagas la maleta… ¡no te olvides de incluir un cepillo de viaje! Es un elemento muy práctico para esta época del año en la que solemos pasar la mayor parte del día fuera. Además…(vamos a confesarlo) terminamos comiendo unas “tapitas” en el chiringuito, un bocadillo por la calle, y a media tarde un delicioso helado o un refrescante granizado. El cepillo de viaje podrás meterlo en cualquier bolso o mochila así que no tendrás excusa para no cepillarte los dientes después de cada comida.
  2. Si te has olvidado el cepillo de viaje… intenta compensarlo mascando chicle sin azúcar o bebiendo agua después de la comida. No debemos olvidar que existen alimentos ideales para la salud dental que podemos tomar entre horas como por ejemplo la manzana o la uva.
  3. Ten mucho cuidado en la piscina. Refréscate y disfruta de unos divertidos baños para combatir el calor, pero no olvides que el cloro contiene numerosos productos químicos que pueden provocar manchas en los dientes. Es el denominado “sarro de nadador”, muy común en deportistas de élite que practican la natación y presentan manchas en sus dientes centrales.
  4. El verano es la época en la que tomamos más granizados y refrescos y los azúcares que contienen… ¡desgastan nuestro esmalte dental! Así que hay un sencillo truco para minimizar ese desgaste y poder seguir refrescándonos… ¡bebe con pajita!
  5. ¡Hidrátate MUCHO! El calor y las actividades que realizamos al aire libre favorecen la deshidratación. La falta de agua en nuestro organismo hace que produzcamos menos saliva con lo cual nuestra boca pierde la batalla contra las bacterias y facilita la erosión del esmalte.

Y si ya es demasiado tarde para poner en práctica estas recomendaciones porque la placa dental o alguna caries se ha colado en tu maleta… ¡visitános! En The Practice estaremos encantados de atenderte y te explicaremos de forma entendible y sencilla cuál es la solución a tu problema.

Facebooktwittergoogle_plusinstagramfoursquareby feather
Facebooktwittergoogle_plusby feather
Comments are closed.