odontofobía

Las fobias han existido desde siempre, y el miedo a ir al dentista existe y se llama odontofobia; pero gracias a los avances tecnológicos y de conocimientos, así como las mejoras en las clínicas odontológicas este miedo casi ancestral ya no tiene justificación lógica, es por esto que visitar al dentista ya no es como antes.

Las fobias son un trastorno psicológico, que se define por un temor incontrolable o excesivo hacia algo y cuando el individuo se enfrenta a esto aumenta la ansiedad y se siente impotente al no poder controlar su pánico, y la odontofobia es una de las fobias más frecuentes que existen y no siempre está condicionada a experiencias anteriores.

Es verdad que ir al médico no es el plan más satisfactorio que hay, pero el ruido, las batas blancas, el olor del consultorio y los aparatos metálicos que usan los dentistas, hacen que esta experiencia pueda ser más temida; y si un paciente tiene odontofobia, todo este proceso puede ser somatizado y puede llegar a sentir más dolor, y repercuta de manera negativa en su salud.

 

Con todos los avances que ha habido en el campo odontológico, han hecho que también sea más cómodo, de mejor calidad y menos doloroso cualquier tratamiento que se lleve a cabo; sin contar con los muchos tratamientos que junto con las técnicas actuales que se utilizan para diagnosticar, y para hacer dichos tratamientos, hacen que estos tengan mejores resultados y disminuyan notablemente las incomodidades habitualmente asociadas con los dentistas.

También se ha comprobado que al aislar al paciente de las sensaciones desagradables como el ruido su ansiedad disminuye haciendo más fácil el proceso tanto para el paciente como para el dentista. Se han utilizado técnicas como poner al paciente videos, películas, música, videojuegos e incluso gafas para que el paciente utilices su propio contenido del móvil.

 

Hay un estudio del King’s College de Londres, aseguran que la terapia cognitiva puede contribuir a la forma de pensar y de actuar de los pacientes para que se sientan mejor y superen su fobia al dentista y resulta ser muy eficaz.   Hoy en día hay aplicaciones que los pacientes pueden descargar y utilizar ellos mismos para realizar su propia terapia cognitiva y cambiar el pensamiento negativo a positivo para que pueda tener una buena experiencia en el dentista.

 

Así que, sí aun con todos los avances sigues teniendo miedo de ir al dentista no te preocupes que para todo hay una solución; no hace falta descuidar tu sonrisa y tu salud por un miedo sin fundamentos.

En The Practice te ayudamos para que tu experiencia sea lo más placentera posible y te asesoramos en lo que necesites; reserva tu cita con nosotros.

Facebooktwittergoogle_plusinstagramfoursquareby feather
Facebooktwittergoogle_plusby feather
Comments are closed.